Equipo

Juan Luis Pérez Herrera

Gestor Administrativo

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y en Investigación y Técnicas de Mercado por la Universidad de Sevilla.

Colegiado nº 1037 Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Sevilla.

Curso Experto sobre Fiscalidad Autonómica y Local por la Cámara de Comercio de Sevilla.

Álvaro Herrera Baena

Asesor Fiscal

Licenciado en Economía por la Universidad de Sevilla.

Máster Dirección de Operaciones Internacionales. Cámara de Comercio (Sevilla).

Curso Experto sobre Fiscalidad Autonómica y Estatal por la Cámara de Comercio de Sevilla.

Colegiado nº 4212 Ilustre Colegio Economistas de Sevilla.

Miembro nº 9420 del Registro Economistas de Asesores Fiscales.

Miguel Pérez Herrera

Técnico Administrativo

Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Sevilla.

Cursando Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Sevilla.

Nora María Jiménez Caballero

Auxiliar Administrativo

Cursando Grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos en la Escuela Universitaria Francisco Maldonado de Osuna.

Francisco Javier Jaldón Galván

Gestor de seguros

Formación Profesional Técnico Administrativo

Rosalía Herrera Govantes

Administradora de Fincas

Diplomada en Relaciones Laborales por la Universidad de Granada.

Colegiada nº 1235 Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla.

Rafael Urbano Sánchez

Asesor Laboral

Formación Profesional Técnico Administrativo

Ignacio Herrera Baena

Consultor Financiero

Graduado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Sevilla.

Máster en Finanzas y Dirección Financiera de Empresas por el Instituto de Estudios Cajasol (Sevilla).

Curso Experto sobre el Impuesto de Sociedades por la Cámara de Comercio de Sevilla.

 

Desde 1956. Más de 60 años a su servicio.

Herrera Consultores es fruto de la puesta en escena de la tercera generación de una familia que viene prestando servicios de gestoría y asesoría a empresas y particulares desde allá por los años 50 del siglo pasado. Desde que Don Antonio Herrera, armado de un espíritu emprendedor sin igual, tomase la batuta de la Gestoría Herrera en sus inicios y hasta el día de hoy, muchos han sido los clientes, proveedores y empleados que han estado íntimamente involucrados en el devenir de cada etapa vivida por esta empresa.

Allá por 1956, Don Antonio se erigía como uno de los escasos Gestores Administrativos de la comarca, dispuesto a arreglar todo tipo de problemas que al bienvenido cliente le surgieran con Hacienda, la Tesorería de la Seguridad Social o Tráfico, entre otros. Los odiosos papeles para muchos eran acogidos con los brazos abiertos por nuestro fundador y su cada vez mayor clan de empleados. El conocimiento a la perfección de la solución que requería cada problema y la relación que le ligaba al amplio abanico de funcionarios que las distintas oficinas de las administraciones albergaba, provocaba la optimización del trabajo que en la Gestoría Herrera se cocía. Su reconocimiento crecía exponencialmente.

En la calle La Cilla 46 de Osuna comenzó su andadura Don Antonio como Gestor Administrativo. El espacio del que disponía para el desarrollo de la empresa se quedaba pequeño, pues la plantilla iba aumentando año tras año, con lo que el traslado a la calle Sevilla 21 se antojaba necesario. Una sucursal en La Roda de Andalucía y corresponsales repartidos por los distintos pueblos de la comarca convertían a la Gestoría Herrera en una compañía en auge con ambiciones que abarcaban mercados más allá de las fronteras de la Villa Ducal.

Hoy día, nosotros, nietos del fundador, tratamos de perpetuar la senda marcada por nuestros antecesores. Años de experiencia respaldan nuestro modo de actuar. La confianza puesta en nosotros por quienes nos han precedido, así como el conocimiento que de las distintas materias específicas hemos adquirido, todo ello unido al afán por emprender y ayudar al tejido empresarial de nuestro alrededor, provocan una ampliación del negocio que se atestigua en la prestación de unos servicios integrales a empresas culminados en forma de consultas periódicas que aporten valor a la oferta de nuestra clientela.

Un conjunto de profesionales titulados ponen a su disposición conocimientos en materia fiscal, contable, financiera, administrativa, comercial, aseguradora, etc. para lograr un mayor rendimiento en el devenir de su negocio.