Generar prestigio generando contenidos

No es la primera vez , ni será la última , que dedique un artículo a la validez de las redes sociales y los blogs como herramienta eficientes y eficaces para relacionarnos con nuestra clientela.

En esta ocasión lo hago para hablaros de una tendencia que cobra protagonismo en los últimos tiempos: El Marketing de Contenidos, que hace referencia a la suma de esfuerzos por parte de una empresa para la generación de contenidos, gráficos o audiovisuales, de interés y utilidad a su clientela potencial, sin incluir una referencia implícita a sus servicios, y por supuesto, de manera totalmente altruista, es decir, si esperar nada a cambio.
El único fin de esta comunicación es facilitar información útil sobre aspectos cotidianos relativos a nuestro sector, eliminar trabas o falsos mitos que puedan ensombrecer  el consumo potencial de nuestros productos, y en definitiva, mejorar el uso y el conocimiento sobre los mismos.
Las principales herramientas a nuestro servicio son los blogs, videoblogs y redes sociales, como facebook y twitter para modelos B2C, y Linkedin para servicios profesionales. Generalmente no son medios aislados sino interconectados.
Un buen ejemplo lo representa una empresa de aceite de oliva que comparte un blog de recetas curinarias:
También una página de facebook de una marca deportiva puede dedicarse a informar sobre eventos deportivos:
Pero, ¿Qué obtiene mi empresa de esto? Es obvio que gestionar  las redes sociales, páginas webs y creación de blogs tiene un coste, que muchas veces externalizamos contratando los servicios de un community manager, y en caso contrario nos restara tiempo y requerirá de creatividad. Este esfuerzo no debe ser en vano…
Y no lo es, ya que el principal objetivo que persigue el marketing de contenidos es el reforzamiento de nuestra marca, de nuestra imagen y prestigio. Una buena campaña de contenidos debe conducirnos a contar con más seguidores de nuestras páginas, más suscriptores de nuestros artículos, y más visitas a nuestra web.
En definitiva buscamos una fidelización del cliente existente y una captación de clientes potenciales, para que nuestros mensajes publicitarios implícitos sean atendidos por más gente y con mayor interés.
Como todos los aspectos del marketing, estas campañas deben estar precedidas por la fijación de estrategias claras, bien definidas en tiempo y presupuesto, y en las que concretemos unos objetivos finales claros (fidelización de clientes, captación de nuevos o mejorar nuestra imagen de marca, por ejemplo), y unos indicadores que nos permitan evaluar el cumplimiento de los mismos; en este sentido las redes sociales ofrecen estadísticas que pueden ofrecernos datos objetivos sobre seguimiento, difusión y repercusión de nuestras publicaciones. 
Una  última recomendación a la hora de apostar por esta vía es la búsqueda de la creatividad y los contenidos propios, siempre complementado con enlaces a otros contenidos que no desmerezcan ni la calidad ni la filosofía de nuestro medio, y para que mantengamos una cierta regularidad en la frecuencia de nuestras publicaciones para así no caer en el olvido.